fbpx

VIVIR CON PLENA CONCIENCIA

La realidad de la experiencia humana, la mente y la conciencia, se comprende mejor haciendo un símil de ellas con el mundo, las nubes y el cielo abierto. El mundo es la realidad. Sobre él están las nubes que vienen y van, así como los humanos vivimos rodeados de pensamientos que entran y salen de la mente. Más allá de las nubes está el cielo abierto, la luz del sol, el vacío, la nada; como más allá de la mente está la conciencia. El mundo no puede existir sin las nubes que producen lluvias, ni la luz del sol que le da calor; necesita de embajadores de manera intermitente. Así mismo, nuestra experiencia humana requiere de la mente y la conciencia.

Las palabras nos ayudan a comunicarnos de manera muy limitada; por eso nos crean confusión, principalmente cuando queremos transmitir experiencias sobre la Conciencia Interior o No-Mente (como le llaman en Oriente), por ser algo que viene de un espacio donde no existe el tiempo ni el pensamiento; ni tiene nada que ver con lo que ocurre en el mundo de afuera.

La Mente, a la que también se le puede considerar como la Conciencia Exterior o el darse cuenta del mundo de afuera, siendo algo interno es un reflejo de la realidad del mundo. Es como la grabación de una filmadora que registra bien o mal, asignada de qué tan limpio está su lente. Es simple información de afuera, que es comparada, controlada y juzgada con otras informaciones externas previamente registradas y allí acumuladas de manera de imágenes, sensaciones y palabras.

Por otro lado, la mente influye sobre el cerebro, que es un centro de control que determina el hacer del cuerpo en el mundo de afuera.

La confusión aumenta cuando sentimos que la Conciencia Interior también se percibe al interior de la mente, sin que uno pueda negar nada que la describe como es; porque no es nada material; sin embargo, uno se da cuenta que existe. Se podría decir que esamor, paz o dicha, porque cuando los pensamientos se van, se terminan los juicios y entonces nada es bueno ni malo, bonito ni feo, agradable ni desagradable. Uno se siente como en un espacio abierto que produce algo indescriptible que puede rotular de manera aproximada como amor, paz o dicha.

Como reportero de la conciencia, algo que me ha dejado claro es que el amor se da cuando la conciencia exterior, o el mar la mente, desaparece y ya no hay pensamientos; solo conciencia interior o no-mente. Y le llamo amor porque presenta una sensación especial de dicha en la que uno acepta todo sin limitación alguna.

Pero también es claro que todos vivimos una experiencia humana que necesita de la presencia de la mente para resolver las situaciones que la vida ofrece, y de la conciencia interior para experimentar la dicha que hay adentro; por eso, se me vuelve muy real que hay que vivir con plena conciencia, tanto exterior como interior.

La única manera de lograr lo anterior es vivir en el ahora, donde la mente es una herramienta maravillosa en la presencia de la conciencia interior. Entonces funcionamos bien y experimentamos una vida armoniosa, sin miedos ni adicciones.

Es por eso que puedo decir que cuando nos salimos del ahora, lo único real que existe, nos perdemos en la mente, nos volvemos autómatas inconscientes del amor que es nuestra verdad interna, y nos exponemos a experimentar mucho sufrimiento. Y cuando nos perdemos en la no-mente y gozamos de su dicha, pero nos alejamos del ahora, olvidando la realidad del mundo, nuestra situación vital se puede complicar.

Entonces invito a vivir solo en el ahora y desde allí resolver las situaciones del mundo y experimentar la dicha del amor, en un continuo alcanzar y retirar entre uno y otro de manera equilibrada, entre el mundo y el amor, entre la mente y la conciencia ; porque eso nos produce armonía.

Y a medida que la armonía aumenta, todo fluye mejor y son más pocas las cosas que hay que manejar en el mundo de afuera; entonces podemos dedicar más tiempo a sentir la vida e incrementar la dicha.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Hola! Soy Juan Adrián Karca, fundador y coordinador de GRUPO AMIGOS DE VERDAD, dedicado desde hace más de 15 años a investigar sobre el mundo interior: la mente y la conciencia. En esta Pagina web comparto lo que he aprendido en este campo. Encontrarás variados temas de AUTOAYUDAS para lograr una Vida Bella.

INFORMACIÓN

Cra. 11 ##73-44 OF 809, Bogotá, Colombia
Whatsapp: 3007415420
Tel Fijo: 031-2851650
meditacionbogotacolombia
@gmail.com

SÍGUENOS

© 2019. Todos los derechos reservados

Asesoría